Menú Cerrar

Este 2024 regálate autocuidado

Lo primero que me viene a la cabeza para este 2024 es: necesitamos querernos más. Sí, tal cual, me da la impresión de que no nos cuidamos lo suficiente porque realmente, no nos queremos lo suficiente, o por lo menos, no le damos la importancia que realmente tiene.

Cuando hablamos de autocuidado nuestra mente puede ir directamente a: hacer meditación, hacerse las uñas o ir a la peluquería. Y por supuesto, son formas de autocuidado, pero quizás a veces nos lleve a exigirnos o a agobiarnos más todavía si pensamos continuamente “llevo ya las uñas fatal”, “no me dan cita en la peluquería”, etc, convirtiéndolo en otra tarea obligatoria más a realizar en nuestro listado.

Hay más formas de cuidarse y vengo a proponerte algunas:

  • Guardarte 15 minutos de tu día (si puedes, más) para leer ese libro que llevas tanto queriendo empezar, escuchar a ese compositor o grupo que te encanta o no hacer nada, nada de nada. Si realmente haces una de estas cosas y solamente una, estarás focalizando tu atención en una sola tarea, el modo “multitask” se apagará y te relajarás a nivel mental y físico.
  • Pasear por la naturaleza durante el tiempo que puedas (puede ser un parque cercano), y si no lo consigues entre semana, al menos el fin de semana. Algo tan simple como pasear en ese entorno puede reconectarte muy rápido: un rato sin mirar el teléfono, fijándote cómo son los árboles, si hay o no flores, viendo cómo juega ese perro lejano… De nuevo, focalizándote en observar y caminar, nada más que en eso.
  • Cocinar algo diferente. A veces no nos da tiempo a variar nuestra alimentación y nos limitamos a lo básico, pero es muy reconfortante reservar algún hueco entre semana para probar una receta nueva. Qué decir de ese momento en la cocina, con o sin música de fondo, sin prisa y deseando después probar el resultado…

Como ves, son acciones muy sencillas y no necesitas mucho tiempo, pero notarás una gran diferencia cuando pasen las semanas. Disfrutar de las pequeñas cosas y de cambios así nos alegra, nos da calma y, a la vez, energía para seguir con el resto de la vida, y al final, nos ayudan a autocuidarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *