Menú Cerrar

¿Esto de la microbiota es una nueva moda inventada?

Últimamente en muchos blogs, podcasts y publicaciones de Instagram se habla de la microbiota intestinal, y cuando algo se empieza a poner de moda… Nos hace sospechar.

Es normal. Han salido tendencias de alimentación de todo tipo que posteriormente se ha demostrado que eran mentira lo que proponían, o que acababan dañando a nuestro cuerpo, que ya dudamos de todo.

La microbiota no es un invento. Hace ya años se sabe que hay una gran cantidad de bacterias en el interior y exterior de nuestro cuerpo, y concretamente, en el aparato digestivo, y que tienen un papel muy importante para nuestra salud.

Pues estas bacterias, arqueas, virus y hongos que tenemos en las mucosas y en la piel es lo que se llama microbiota. Y el microbioma, son los genes de ellas.

Se estima que hay entre 500 y 1000 especies en el cuerpo humano, y que cada persona adulta podría llevar consigo hasta 1.5 kg de microorganismos.

Son datos impactantes cuando realmente hace muy poco hemos empezado a escuchar de ellos. Pero es todavía más interesante: aunque todavía falta mucho por investigar, ya se ha descubierto que cambios en la composición de la microbiota pueden afectar al sistema inmunitario, nervioso y endocrino, estando relacionados con todo tipo de enfermedades, desde inflamatorias de intestino hasta el cáncer o la depresión.

Y es que estos microorganismos tienen una relación simbiótica con nosotros, es decir, tanto ellos como nosotros obtenemos un beneficio. Así que en el caso que las cantidades de cada especie estén equilibradas, la diversidad de estas especies sea grande, y nosotros les proporcionemos lo que necesitan, nuestra salud será muy buena y todo funcionará correctamente.

¿Pero por qué son tan importantes? Porque hay vitaminas que nuestro cuerpo no fabrica sino que se encargan determinadas bacterias de hacerlo, o hay nutrientes de algunos alimentos que no podemos obtener con nuestros propios recursos sin que estas bacterias los descompongan, etc.

En resumen, las necesitamos, y nos necesitan.

Teniendo en cuenta, además, que en el colon es donde más bacterias hay de todo el cuerpo, esto nos lleva a pensar que la alimentación es importante en todo esto. Para terminar, quería decirte que este tema tiene relevancia internacional, no es algo de lo que se han hecho investigaciones puntuales y a pequeña escala. El proyecto HMP americano o el MetaHIT  y el IHMS de Europa, demuestran que este tema se quedará durante mucho tiempo, y esperemos que los avances asociados lleguen pronto.

1 comentario

  1. María Rosario (Charo)

    Por mi experiencia y debido a las enfermedades , patologías que he sufrido sé que es absolutamente cierto.
    Estoy interesada en la información correcta sobre este tema.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *